Foro Facebook G+ Twitter Youtube RSS Contactar
La Sonocavitación es una técnica segura, eficaz e indolora,
ideada para combatir la grasa superficial y la celulitis.
Los Ultrasonidos actúan sólo sobre los acúmulos grasos, sin afectar al
resto de los tejidos y se pueden aplicar a casi cualquier zona corporal.
La Sonocavitación combina los ultrasonidos con una
infiltración que multiplica la resonancia de las ondas.
La Sonocavitación Médica mejora la celulitis
fibrosa y actúa sobre la grasa corporal.
La celulitis debe recibir un enfoque global
en la consulta del médico especialista.
  

Tratamiento para el adelgazamiento localizado

La Sonocavitación es un nuevo protocolo del IML que consiste en combinar ultrasonidos con gran poder de penetración con la infiltración previa de una solución que multiplica la resonancia de las ondas. Es una técnica segura, eficaz e indolora, ideada para combatir la grasa superficial, eliminar los acúmulos localizados y mejorar el relieve capitoné. Siempre es aplicada exclusivamente por un equipo médico cualificado.

Este sistema nos permite obtener mejores resultados que una ultracavitación convencional, ya que incorpora dos modificaciones, ultrasonidos e infiltración, que garantizan un resultado óptimo.

¿Desea más información? las condiciones. Cargando consulta

Los ultrasonidos empleados en el protocolo de la Sonocavitación se aplican sobre la piel para producir cambios de presión en el líquido intersticial del tejido graso.
Además, este nuevo sistema terapéutico utiliza frecuencias de mayor penetración que actúan de “fuera hacia adentro” en los adipocitos, al ser capaces de comprimir aun más los líquidos circundantes, sin aumentar la temperatura.

Esta energía potenciada actúa sólo sobre los acúmulos grasos, sin afectar al resto de los tejidos.

La Sonocavitación trata los acúmulos grasos

La Sonocavitación trata los acúmulos grasos
sin afectar al tejido circundante.

Previamente a la aplicación de los ultrasonidos se realiza una infiltración con una solución (agua bidestilada y bicarbonato) que aumenta su eficacia y actúa de “dentro a afuera” del adipocito.

Una pequeña cantidad de este suero hace que las células grasas absorban el líquido, amplíen su tamaño y aumente la tensión de sus membranas, que se rompen con más facilidad con las ondas ultrasónicas. Sensibilizadas a los ultrasonidos emitidos por el equipo de Sonocavitación, liberan cadenas más cortas de ácidos grasos libres, más fáciles de metabolizar y de eliminar, sin incremento en sangre de los triglicéridos.

¿Desea obtener más información sobre la Sonocavitación para eliminar acúmulos grasos? Puede Solicitar Consulta Gratuita con uno de los médicos expertos en Medicina Estética Corporal de IML.